Cada cabaña está rodeada de glamour y de hermosas flores; y posee un asador propio, con espacio personalizado y zona de reparo.

Asimismo, existe un espacio de uso común, integrado por un amplio quincho con asador, con balcón y vista espectacular al arroyo La Granja.Cuenta con mesones y bancos para disfrutar de la comida, del buen vino y de la tertulia de los amigos.

Escuchando el canto de los pájaros, puedes disfrutar de la frescura de una pileta con solarium y reposeras para los amantes del sol.

El encanto de los Duendes nos hace sucumbir en el lenguaje de la música romántica y nos embriaga por doquier. Acaso nadie puede eludir la tentación de su embrujo. ¿ Te animas ?....- En fin, cómo te explico, SON COSAS DE DUENDES....




CLICK SOBRE RECUADROS PARA VER LAS GALERÍAS